Siempre es una buena idea incorporar la masturbación a la mezcla de la vida sexual, pero en ocasiones también puede pagar tomarse unas vacaciones de la actividad sexual en solitario. A veces puede haber una razón de salud del pene para esto, como darle al miembro un descanso bien merecido, pero también puede haber otras razones para embarcarse en un período de «no fap».

La cantidad correcta

Hay un debate interminable entre los hombres sobre cuál es la «cantidad correcta» de masturbación en la que un hombre debería participar. Hace años, por supuesto, a los hombres se les dijo que si lo hacían demasiado, se quedarían ciegos o crecerían palmas peludas. Hoy en día, los hombres saben que esto no es cierto, pero la cuestión de cuánto es demasiado todavía está en el aire.

Una razón para esto es que no hay una respuesta específica que se aplique a todos los hombres. Por ejemplo, algunas personas dirían que masturbarse una vez al día, todos los días es demasiado, y para algunos hombres, ese sería el caso. Algunos hombres encuentran que la masturbación en esta frecuencia es más de lo que se sienten cómodos, o más de lo que tienen tiempo, o que hace que su pene se sienta extraño.

Pero para algunos hombres, la masturbación diaria es exactamente lo que necesitan. Tienen un deseo sexual muy alto o encuentran que el auto placer diario les ayuda a disminuir la tensión o simplemente disfrutan la sensación de su pene en sus manos. No hay una respuesta única para todos cuando se trata de la frecuencia de la masturbación. Cada hombre necesita determinar qué es demasiado para él.

Vacaciones

Sin embargo, sea cual sea la frecuencia con la que un hombre se masturba, de vez en cuando le corresponde tomarse unas vacaciones de la actividad solosexual. ¿Por qué?

– Razones de salud. A veces, todo ese roce y fricción no solo puede hacer feliz a la virilidad, sino que también puede hacer que duela bastante. Siempre es posible obtener demasiado de algo bueno, incluso cuando se siente tan bien. Por lo tanto, puede ser necesario tomar un descanso para dejar que el pene descanse y volver a estar en forma.

– Hábitos. En algunos casos, un hombre cae en una situación en la que se acaricia regularmente, no por el placer que le brinda, sino porque se ha convertido en un hábito. Si este es el caso, un hombre puede querer tomarse unas vacaciones de masturbación para salir de la rutina. Esto puede darle la oportunidad de explorar otros medios de entretenimiento. Cuando vuelve a masturbarse, la «rutina» puede haber desaparecido y puede encontrarse activamente comprometido y disfrutar más la experiencia.

– Ahorrándolo. Muchos hombres que saben que van a tener relaciones sexuales en pareja les gusta dejar de masturbarse unos días antes del probable encuentro. Encuentran que esto los hace más propensos a desempeñarse de una manera que ellos (y / o sus socios) encuentran impresionantes.

Duración

Entonces, ¿cuánto tiempo deben durar unas vacaciones de masturbación? Eso, por supuesto, depende de la persona. Para algunos hombres, saltarse un solo día puede ser suficiente. Otro hombre puede preferir estar abstinente durante una semana, mientras que otro puede querer pasar meses entre sesiones.

Los hombres que se van de vacaciones de masturbación para rejuvenecer la salud del pene también deben considerar otros pasos para mantener saludable al miembro. El principal de ellos es usar regularmente una crema superior para la salud del pene (los profesionales de la salud recomiendan Man1 Man Oil). Cuando todos esos golpes dan como resultado una virilidad y dolor masculinos, el uso regular de una crema que incluye ingredientes hidratantes puede ayudar. Una crema con un emoliente de alta gama como la manteca de karité más un hidratante natural como la vitamina E puede hidratar la piel y, por lo tanto, ayudar a mantener y mejorar su elasticidad, lo que alivia el dolor. El manejo brusco y frecuente puede causar un poco de desensibilización, por lo que es imprescindible usar una crema con un elemento neuroprotector de calidad como la acetil L-carnitina; Esto puede ayudar a reparar el daño a los nervios periféricos y mantener el pene experimentando sensaciones estimulantes más completas.



Source by John Dugan