Colchones baratos de todas las medidas y precios

00,00

No hay productos en el carrito.

Las almohadas para el embarazo están específicamente diseñadas para ofrecer apoyo que es muy necesario durante el embarazo. El embarazo puede ser muy limitante cuando se trata de dormir y descansar, pero con una almohada de maternidad, podrá permanecer cómoda independientemente de la posición que elija. Al abdomen se le ofrece el soporte que necesita y puede obtener una almohada que sea lo suficientemente grande como para sostener cómodamente el resto de su cuerpo.

Uno de los problemas de embarazo más comunes es la falta de sueño porque a medida que la barriga crece, se hace más difícil dormir y disfrutar de un sueño de calidad. Con almohadas que también están diseñadas para soportar la cabeza y el cuello, las caderas y la espalda, no es necesario que siga reposicionando para disfrutar de una buena noche de sueño. Hay tantos tipos y tamaños en el mercado y puede encontrar uno que funcione mejor para que disfrute de todos los beneficios a continuación.

1. Promueven un mejor sueño. Cuando estés menos incómodo y sin dolores, definitivamente podrás dormir toda la noche y descansar lo más que mereces durante este tiempo exigente. Descubrirá que duerme largas horas y se siente cómodo cuando tiene una almohada para el embarazo que cuando no la usa. Los diseños ergonómicos de las almohadas siguen los contornos naturales de tu cuerpo y puedes elegir el tamaño y la forma que mejor se adapte a ti.

2. Promueven una mejor circulación sanguínea. Dormir de lado es muy recomendable para las mujeres embarazadas como una forma de promover una circulación sanguínea más fácil. Sin embargo, el tamaño del abdomen puede hacer que esta posición sea muy incómoda para algunas de las mujeres. Con una almohada, obtienes una amortiguación adecuada y puedes ajustarla alrededor del abdomen para lograr una mejor posición acostada que también promueve la circulación según sea necesario.

3. Las almohadas erradican los dolores y molestias corporales. El exceso de peso corporal puede provocar estrés y dolores en diferentes partes del cuerpo durante el embarazo. La espalda y las caderas parecen sufrir más a medida que el bebé continúa creciendo. Una almohada para el embarazo ofrece soporte y comodidad a estas áreas, reduciendo así los dolores y molestias. Cuando tenga una almohada que ofrezca suficiente suavidad y amortiguación, tendrá menos dolores y molestias que soportar.

4. Ayudan a evitar las alergias. El hecho es que los cambios hormonales que tienen lugar durante el embarazo pueden dejarla propensa a varios elementos que conducen a problemas respiratorios e irritaciones de la piel, incluso cuando no tenía antecedentes de tales. Teniendo en cuenta que las almohadas para el embarazo están hechas de materiales que son hipoalergénicos, podrá evitar problemas respiratorios, erupciones cutáneas y otras alergias no deseadas.

5. Se pueden usar incluso después del parto. Después de ofrecerle el apoyo tan necesario durante el embarazo, su almohada también será útil para apoyar al bebé durante la lactancia o también puede usarla para apoyar la espalda y el cuello mientras descansa. Es una inversión digna al final.



Source by Jovia D’Souza