Ser madre es uno de los mejores regalos de la vida y muchas mujeres celebran el nacimiento inminente de su paquete de alegría con un baby shower. Organizar un baby shower puede parecer mucho trabajo, pero puede hacerlo mucho más fácil si planifica con anticipación y solicita la ayuda de otros. Ya sea que esté lanzando la ducha para usted o para un amigo, los consejos de este artículo ayudarán a garantizar que la fiesta de bienvenida al bebé sea un éxito.

¿Quién es el anfitrión de la fiesta?

Aproximadamente nueve a diez semanas antes de la ducha, debe determinar quién organizará la ducha. ¿Estarás solo o compartirás las responsabilidades con otra persona? Si está compartiendo con otra persona, asegúrese de comunicar claramente quién será responsable de qué. Debe consultar con su cohost de forma regular y asegurarse de que todo vaya según lo planeado.

Los detalles

Después de seleccionar un anfitrión, debe establecer un presupuesto para la ducha. ¿Estás pagando por todo, o otros contribuirán? Entonces debes decidir dónde te ducharás. ¿Lo tendrás en tu casa? ¿Un restaurante? ¿La casa de un amigo? Si está utilizando un lugar externo, como un restaurante o un salón de comidas, investigue sus opciones y reserve con anticipación.

El siguiente paso es elegir una fecha. Hable con la homenajeada y sus amigos y familiares para elegir una fecha y hora que funcione bien para todos. Tenga en cuenta que algunas personas pueden tener que viajar para asistir a la ducha. Debe elegir una fecha que sea uno o dos meses antes de la fecha de vencimiento.

Después de seleccionar la ubicación, la fecha y la hora de la ducha, debe hacer una lista de invitados. Decida si será una ducha solo para mujeres o una ducha para parejas. Obtenga la información de contacto de los invitados como números de teléfono, dirección y dirección de correo electrónico si envía invitaciones electrónicas.

Ahora debe decidir sobre un tema (si lo hay), decoraciones y comida. Haga una lista y vaya a comprar suministros como vajillas y favores. Planifique un menú que los invitados disfrutarán. Un brunch o una fiesta de té es lo más común y una cena ligera funciona bien si la ducha se llevará a cabo por la noche. ¡No te olvides de pedir un pastel!

Envía las invitaciones

Aproximadamente seis semanas antes de la ducha, debe enviar las invitaciones de baby shower a las personas en la lista de invitados. Las invitaciones deben incluir toda la información pertinente, como la fecha, la hora y el lugar de la ducha. Si el homenajeado está registrado en una tienda, puede incluirlo en la invitación o como una tarjeta adjunta separada. Proporcione un mapa o direcciones a la ubicación e incluya un número de contacto o dirección de correo electrónico en caso de que alguien tenga preguntas. También debe establecer una fecha límite de RSVP a más tardar 7 días antes de la fecha de la ducha. Una semana antes de la ducha, debe comunicarse con los invitados que no hayan confirmado su asistencia para ver si asistirán a la ducha.

Todo viene junto

En la fecha de la ducha, decora el lugar y arma las bolsas de regalos. Prepare una mesa para los regalos y tenga bolsas o cajas adicionales a mano para llevar los regalos a casa. Toda la comida debe estar preparada y lista para servir. Recuerde recoger el pastel y otros artículos como globos y flores.

Es una buena idea asignar a alguien para ayudar a la madre a estar en la ducha. Ayúdala a hacer una lista de personas que le dieron regalos para que pueda enviar tarjetas de agradecimiento después de la ducha. También designe a alguien para tomar fotos o contratar a un fotógrafo profesional.

¡Disfruta la ducha! Todo el arduo trabajo que pones en la planificación dará sus frutos al final. La futura madre apreciará el tiempo y el esfuerzo que pones en hacer que su día sea tan especial. Solo recuerde que la clave para organizar un baby shower exitoso es una planificación y organización adecuadas.



Source by Adrianne Levert

X