Quizás acabas de descubrir que nadie le está dando un baby shower a un amigo. Quizás las cosas se dejaron hasta el último minuto. O tal vez hubo una emergencia que significó que la ducha tuvo que ser trasladada. Cualquiera sea la razón por la que se ofrece un baby shower de último minuto, realmente puede realizar un baby shower fabuloso y de bajo estrés en un corto período de tiempo. Así es cómo.

Primero, deberá comenzar a pensar en las invitaciones de inmediato. En general, desea tener invitaciones en manos de sus invitados al menos dos semanas antes del evento. Si tiene dos semanas o menos, considere llamar a los invitados para invitarlos. Hágales saber que la ducha se está juntando en el último minuto y, por lo tanto, no tiene tiempo para recibir invitaciones, pero realmente le gustaría que asistieran. Si conoce a algunos de los invitados lo suficientemente bien, pídales que lo ayuden con las llamadas. Si tiene más de 2 semanas, puede enviar sus invitaciones. Si está avanzando en la marca de 2 semanas, considere hacer una invitación simple impresa en un papel bonito y enviarla por correo. Ahorrará tiempo y aún así se asegurará de que todos sepan acerca de la ducha. Si tiene 3 o más semanas hasta la fecha de la ducha, puede solicitar invitaciones de manera segura y tenerlas a tiempo para enviarlas a la ducha. Solicite invitaciones de ducha preimpresas para que todo lo que necesite hacer sea enviar el sobre y enviarlo. Esto le ahorrará mucho tiempo y asegurará que pueda sacarlos a tiempo.

Una vez que se invita a los invitados, deberá pensar en la comida y la vajilla. Debe pedir su pastel de inmediato, ya que muchos buenos panaderos necesitan al menos una semana, si no un par de semanas de anticipación. Después de ordenar el pastel, puede comenzar a pensar en qué alimentos y bebidas servirá en la ducha y en qué los servirá. Dado que va a estar muy ocupado preparando todo para la ducha, planifique alimentos y bebidas que pueda comprar ya preparados o que sean bastante fáciles de preparar. Luego, considere en qué le gustaría servir a sus invitados. Si tiene unas pocas semanas, tendrá tiempo para obtener una fiesta temática si lo desea. Si tiene menos tiempo, considere comprar algunos buenos platos de plástico transparente en la tienda de comestibles. Son mucho más elegantes que el papel, pero desechables, por lo que no te quedará un montón de platos para lavar. También puede servir en sus propios platos, lo que puede agregar una sensación muy elegante.

El resto de la planificación de la ducha será bastante rutinaria. Elija juegos que no requieran mucho trabajo antes de tiempo. Los premios se pueden comprar fácilmente en una tienda local. Los paquetes de lociones, jabones y otros paquetes pequeños son excelentes premios y pueden recogerse fácilmente mientras estás en la historia de todos modos.

La clave más importante para planificar un baby shower de última hora es solicitar ayuda. No intentes hacerlo todo tú mismo. Recluta amigos que también conozcan a la futura madre para ayudar a hacer todo. ¡Incluso puede divertirse más planificando la ducha con prisa de lo que lo haría si hubiera tenido más tiempo! Y recuerda, lo simple es hermoso.



Source by Charlene J Hertzberg