Es bastante normal experimentar algo de dolor abdominal o molestias durante el embarazo. Pero el dolor intenso o persistente puede indicar algo más grave y, por lo tanto, requiere una consulta con su obstetra.

Complicaciones graves que pueden causar dolor abdominal durante el embarazo:

• Embarazo ectópico: este es un problema grave y potencialmente mortal en el que el óvulo fertilizado se implanta en las trompas de Falopio fuera del útero. Los calambres, dolor abdominal o pélvico intenso, sangrado, sensibilidad, etc. son los síntomas más comunes. El dolor generalmente empeora durante la tos o la actividad física. Si hay sangrado abundante junto con episodios de desmayo o mareos, llame al 911.

• Aborto espontáneo: esta es otra condición que ocurre durante las primeras etapas del embarazo, es decir, en las primeras 20 semanas. Inicialmente, es posible que solo note manchas o sangrado vaginal, que pronto será seguido por dolor abdominal. El sangrado puede ser leve o abundante y el dolor puede ser leve y con calambres o intenso y persistente. De cualquier manera, debe consultar a su obstetra de inmediato, especialmente si su sangrado es abundante.

• Trabajo de parto prematuro: el trabajo de parto prematuro o prematuro es otro caso en el que la mujer experimenta un dolor abdominal anormal. El trabajo de parto prematuro ocurre cuando el cuello uterino se dilata o las contracciones comienzan antes de que se hayan completado las 37 semanas de embarazo. Algunos de los síntomas incluyen dolor abdominal junto con contracciones, dolor de espalda baja y presión creciente en la región pélvica, manchado o sangrado vaginal o aumento del flujo vaginal.

• Desprendimiento placentario: esta es otra afección potencialmente mortal en la que la mujer embarazada experimentará dolor abdominal. En esta condición, la placenta se separa, parcial o totalmente, del útero incluso antes de que nazca el bebé. A veces solo hay manchas, pero en la mayoría de los casos, el sangrado es obvio y abundante. Además del dolor abdominal, la persona también experimentará calambres o contracciones persistentes, dolor de espalda y sensibilidad uterina. Esta es una emergencia y la asistencia médica inmediata es imprescindible.

• Preeclampsia: esta es otra complicación grave que se diagnostica si sufre de presión arterial alta y tiene un exceso de proteínas en la orina después de 20 semanas de embarazo. Este trastorno puede afectar todos los órganos de su cuerpo y también puede ser mortal para su bebé. Algunos de los síntomas asociados con este trastorno incluyen hinchazón excesiva en la cara, manos, piernas y tobillos y también hinchazón alrededor de los ojos, dolor intenso y sensibilidad en la región abdominal superior, dolor de cabeza, vómitos y trastornos visuales. Consulte a su obstetra de inmediato si nota alguno de estos síntomas.

• Infección del tracto urinario: esta es una condición común y menos grave en la que la mujer embarazada puede experimentar dolor abdominal. Otros síntomas incluyen una sensación de ardor, dolor o malestar al orinar, orina turbia o maloliente, ganas frecuentes de orinar y, a veces, orina con sangre. En la mayoría de los casos, se prescriben antibióticos que curarán la infección. Pero si no se trata, una infección de la vejiga puede afectar los riñones y provocar un parto prematuro.



Source by Rizvana Manzoor