Desde el momento en que alcanza la adolescencia hasta la etapa de la pubertad y gradualmente hasta convertirse en un adolescente, definitivamente habrá pensado en el matrimonio al menos una vez en la vida. Es natural hacerlo y no hay necesidad de que te avergüences incluso si eres una persona muy conservadora. Esto se debe a que el matrimonio se considera uno de los eventos más memorables e importantes de la vida.

Como el matrimonio es algo sagrado y se supone que es una experiencia única en la vida, siempre se celebra de manera notable. Esto es especialmente cierto si las familias de los novios son excepcionalmente ricos. En este tipo de escenario, definitivamente habrá muchos invitados y, por supuesto, una gran fiesta después de la boda. Sin embargo, notará que el enfoque de toda la ceremonia de la boda y la fiesta (si la novia no cambia a ropa casual) será el vestido de novia que lleva la novia. Esto se debe al hecho de que los vestidos de novia representan una gran parte del matrimonio y se han convertido en un símbolo de boda a lo largo de los años.

Además de ser un símbolo de matrimonio, los vestidos de novia también tienen una alta prioridad en un arreglo de boda, ya que ha sido una tradición hacer que la novia se vea lo mejor posible durante la ceremonia. Y solo puedes hacer esto haciendo que use los vestidos de novia más elegantes.

Hay muchas variaciones de vestidos de novia en general. Esto se debe al hecho de que la cultura juega un papel importante en los diseños de estas prendas de novia. Algunos de los aspectos del diseño del vestido que varían principalmente debido a las creencias culturales son el color, la longitud y el patrón. Un ejemplo perfecto son los vestidos de novia tradicionales de las novias vietnamitas que se llama Ao dai. El Ao dai suele ser de color rojo. También tiene un patrón oriental que se ve principalmente en la parte frontal que se extiende desde el área del pecho hasta los muslos o los pies. El color rojo de este vestido de novia está en línea con la forma en que la cultura vietnamita lo ve como un signo de buena suerte y prosperidad.

En los países asiáticos con cultura oriental, como China e India, los vestidos de novia son similares al Ao dai de Vietnam con respecto a la importancia del color rojo de la buena suerte. Sin embargo, las mujeres de estos países en estos días optan principalmente por usar un color que no sea rojo para su vestido de novia tradicional. Los vestidos de novia blancos occidentales también se están convirtiendo en una opción más popular para las jóvenes novias chinas. Esta es una prueba de que la globalización se ha convertido en algo que ha influido en numerosas personas de todo el mundo.

Otros países como Japón tienen bodas en las que la novia usará tres o más vestidos. Esto se hace durante toda la ceremonia y luego la novia usará un kimono que es un vestido tradicional japonés popular durante la celebración propiamente dicha.

Para los javaneses de Indonesia, usan una kebaya que es una especie de blusa tradicional con el batik. En Filipinas, el Baro't saya es el atuendo tradicional de boda para mujeres que se asocia con el Barong Tagalog para hombres.

Hoy en día, sin embargo, existe una creciente demanda de vestidos de novia que se personalizan para adaptarse a la personalidad de la novia. Estos vestidos de novia son en su mayoría casuales y le dan un toque único al ambiente de la ceremonia, que es una forma muy creativa de diferenciar su propia boda.



Source by Neta E. Talmor