Colchones baratos de todas las medidas y precios

00,00

No hay productos en el carrito.

Las rupturas siempre son difíciles, pero cuando su relación BDSM llega a su fin, puede ser aún más difícil. La dinámica de maestro y esclavo viene con un nivel de confianza tal que cuando un lado viola eso, ya sea al hacer trampa o al decidir que ya no quieren la relación, puede dejar a la otra persona tambaleándose. Muchas veces la reacción a ese dolor inicial solo empeorará las cosas.

Justo después de la ruptura, puede haber un deseo de continuar la relación BDSM. Es posible tener una buena relación Maestro / esclavo sin tener una relación romántica, pero una vez que el elemento romántico se ha introducido en las cosas, es difícil de separar. No es como el petróleo y el agua que eventualmente se separarán. Es más como un pastel, donde no puedes simplemente extraer los ingredientes individuales. El recordatorio constante de lo que solía ser hace que sea imposible sanar. Peor aún, los sentimientos positivos que solían tener el uno por el otro serán reemplazados por ira y amargura. He visto algunas de estas relaciones tener éxito después de que ambas partes hayan estado solas el tiempo suficiente para borrar cualquier sentimiento romántico hacia la otra persona. Si tienes alguna esperanza de reavivar el romance a través de la relación BDSM, solo terminará en dolor. Y ese es un dolor que no tiene placer.

Si fueras el Maestro en la relación, puedes sentirte inusualmente impotente cuando preguntas si hiciste algo mal que te llevó a esto. Estos sentimientos son típicos al final de cualquier relación, pero dado que se espera que un Maestro conozca y comprenda las necesidades de su esclavo y las suyas, existe ese nivel adicional de duda. Los esclavos en el extremo receptor de una ruptura podrían preguntarse si de alguna manera hicieron algo mal para hacer que esto suceda. El haber dado el control completo de su cuerpo y alma a esta persona hace que el rechazo sea aún más agudo. No hay una solución rápida para estas emociones. Solo el tiempo y la paciencia lo ayudarán a aceptar lo que sucedió. Tenga en cuenta que a veces puede hacer todo bien y las cosas aún no funcionan. En la mayoría de las relaciones no hay ningún tipo malo que tenga la culpa.

Uno de los mayores errores que comete la gente es saltar directamente a una nueva relación BDSM después de que uno termina. Si bien esto puede distraerlo temporalmente de los sentimientos asociados con la relación anterior, terminarán sintiéndose peor que antes. No es justo comenzar una relación Maestro / esclavo si no estás completamente enfocado en la otra parte. Si viene con equipaje, no podrá satisfacer realmente las necesidades de la otra persona, solo los usará para tratar de detener su propio dolor.

Finalmente, no importa cuán enojado te enojes con la otra persona, no puedes violar la privacidad de tu relación. BDSM todavía no es totalmente aceptado en la sociedad y al «exponer» a su ex como parte del estilo de vida, perderá toda la credibilidad de cualquier relación futura. Sin mencionar que probablemente tengan información sobre usted que preferiría no tener allí. Si no puede hablar con calma con su ex, traiga a un tercero neutral para que ayude a mediar en la división de su propiedad BDSM, incluidas las imágenes, los juguetes y el equipo. En general, es mejor destruir los videos y las imágenes para evitar que se filtren en el futuro. La forma de dividir las otras cosas depende de ustedes dos, pero en mi experiencia, puede ser mejor deshacerse de todo, puede comenzar de nuevo. No desea que vuelva un mal recuerdo en un momento inoportuno en el futuro.

Cuando una relación termina, siempre es difícil, pero los problemas específicos involucrados en las relaciones BDSM significan que es posible que no tenga a nadie con quien hablar al respecto. Si no forma parte de una comunidad BDSM más grande, este puede ser un buen momento para unirse a uno. No solo son buenos para conocer gente nueva, sino también para hablar de tus sentimientos con otros que han estado allí.



Source by Melissa G Becker