Colchones baratos de todas las medidas y precios

00,00

No hay productos en el carrito.

Si ha decidido que quiere tener un bebé, puede ser un momento emocionante para usted. El embarazo es toda una experiencia para la mayoría de las mujeres. Cada mujer lo experimenta de manera diferente y los síntomas también pueden diferir. Una vez que haya tomado la decisión, ¿cómo se prepara para el embarazo?

En primer lugar, deberá dejar de usar un anticonceptivo. Le tomará un tiempo a su cuerpo adaptarse a la normalidad. Durante este tiempo puede comenzar con su preparación. Visite a su ginecólogo para una prueba de Papanicolaou y un chequeo general. Siempre es bueno hacerse un chequeo de salud para que si hay algo que necesita cambiar, pueda atenderlo antes. Por ejemplo, si hay desequilibrios hormonales, el médico podría recomendar un suplemento para ayudar con la concepción.

En general, debe comenzar tomando suplementos de ácido fólico para evitar problemas de la médula espinal y ayudar con el desarrollo del cerebro y la columna vertebral del bebé. Es aconsejable tomar ácido fólico unos tres o cuatro meses antes de la concepción. También sería una buena idea incluir un suplemento vitamínico si no comes muchas frutas y verduras. Aunque es recomendable seguir una dieta saludable que incluya una gran cantidad de frutas, verduras y alimentos a base de proteínas. Debe brindarle a su cuerpo tanta ayuda desde adentro para prepararse para el embarazo. Su sistema reproductivo y el feto requerirán toda la nutrición necesaria para garantizar un embarazo saludable. Si tiene sobrepeso, comience con un programa de ejercicios para eliminar el peso innecesario. Cuanto más cerca esté de su peso óptimo, mejor será en términos de posibilidades de concebir. Además, reducirá cualquier otro riesgo de salud asociado.

Si es fumador, deberá dejar de fumar de inmediato. Y si bebe alcohol, sería una buena idea evitarlo. El tabaquismo y el alcohol pueden afectar la posibilidad de quedar embarazada y pueden causar graves daños al feto. Es mejor que su cuerpo vuelva a su estado natural y saludable para garantizar un embarazo saludable.

Si tiene problemas para concebir, aunque viva un estilo de vida saludable, debería considerar consultar a un especialista en fertilidad. Podrán aconsejarle cuál es el problema y le darán opciones de tratamiento para considerar.



Source by Aziza Cassim