Colchones baratos de todas las medidas y precios

00,00

No hay productos en el carrito.

Cualquier persona que haya pasado por un embarazo sabe que cualquier forma de estiramiento corporal es bastante doloroso ya que la embarazada lleva un ser vivo dentro de ella. Y aunque se necesitan 9 meses para producir un pequeño paquete de alegría, este período es toda una experiencia.

El masaje durante el embarazo puede ayudar a eliminar los dolores y reducir el estrés durante el embarazo. Los calambres, espasmos y dolores musculares pueden desaparecer después de un buen masaje durante el embarazo. El masaje también aumenta la circulación sanguínea y linfática, lo que reduce las inflamaciones que se experimentan durante el embarazo. Aparte de eso, también alivia el estrés que siente una mujer embarazada en las articulaciones que soportan peso: las rodillas y las caderas. ¿Y sabías que el masaje también puede aliviar los dolores de parto fortaleciendo al máximo los músculos que están estresados ​​durante el parto? Por supuesto, también mejora la flexibilidad de la piel y suaviza los tejidos. Todo esto hace que el trabajo emocional de la suegra sea mucho más fácil.

Antes de que una mujer embarazada elija un masajista terapéutico, debe investigar sus credenciales y verificar si el masajista tiene licencia y también es un experto en «masajes para el embarazo». El masaje durante el embarazo es una rama especializada y necesita algún tipo de entrenamiento especial, porque el masaje durante el embarazo debe ser seguro; no hay margen de error y ningún terapeuta de masaje ordinario lo hará cuando se trata de un masaje durante el embarazo.

El masaje durante el embarazo se diferencia de un masaje regular en muchos aspectos. El masajista debe saber todo sobre cómo funciona el cuerpo durante el embarazo y cómo el embarazo provoca desequilibrios estructurales. Una mujer embarazada se acostará en una pose completamente diferente en comparación con una mujer no embarazada mientras recibe este masaje. Si no se siguen las posiciones correctas, el masaje durante el embarazo puede incluso dañar a la mujer embarazada y a su bebé. No hace falta decir que hay ciertas partes del cuerpo de la mujer embarazada que no deben ser masajeadas.

Las mujeres embarazadas, mientras reciben el masaje durante el embarazo, deben estar siempre en una posición semi reclinada porque se considera segura para el niño y cómoda para la madre. Los accesorios, como almohadas y almohadillas para el cuerpo, deben utilizarse cuando sea necesario cambiar la posición del cuerpo. Estos accesorios proporcionan un gran confort durante el masaje. La camilla utilizada para el masaje durante el embarazo debe ser una pieza simple y se deben evitar las camillas elegantes que tengan agujeros. Si la mujer embarazada es alérgica a los aromas, debe decirle al terapeuta que encienda velas o rocíe cualquier perfume. Se debe tocar música ligera ya que mejora la experiencia del masaje durante el embarazo.

El nivel de desnudez es una cuestión de elección personal y es mejor dejarlo entre la mujer embarazada y el masajista para decidir. Algunas mujeres embarazadas prefieren desvestirse por completo, otras prefieren usar lencería y otras prefieren estar cubiertas con sábanas; es una cuestión de elección personal. El masaje durante el embarazo debe ser suave y no debe incomodar a la mujer embarazada de ninguna manera.

El período de embarazo está plagado de muchas ansiedades emocionales y físicas y el masaje terapéutico durante el embarazo puede aliviar todo el estrés y preparar a la mujer embarazada para el maravilloso evento: ¡el nacimiento del niño!

Para obtener más consejos rápidos y consejos sobre la terapia de masajes, visite este popular sitio web en http://www.health-nutrition-medicine-medical.info.



Source by Alex Hanson