Las muñecas japonesas de porcelana pueden ser nuevas para usted, pero en realidad han existido disfrutando de siglos de juego imaginativo o coleccionadas en algunos de los mejores museos y colecciones privadas del mundo. En Japón, las muñecas no son solo para que jueguen las niñas. De hecho, muchos niños y adultos tienen muñecas. Estas muñecas no se juegan necesariamente con ellas, sino que se celebran. De hecho, hay incluso dos días de cada año dedicados a las muñecas.

A los niños se les enseña a mirar, no tocar, las muñecas que se conmemoran en estas celebraciones. Muchas de las muñecas japonesas de porcelana de hace siglos no solo están hechas con exquisitos detalles, sino que también tienen un fino polvo de conchas de ostras aplastadas sobre sus caras, manos y pies, dándoles una apariencia más etérea.

Las muñecas japonesas de porcelana de hoy, como las de antaño, no son solo para jugar. Son para coleccionistas también. Muchos de ellos están vestidos con trajes que representan muchas leyendas japonesas e historias del pasado como la muñeca Samurai y la muñeca Emperador.

Las muñecas geisha están vestidas y vestidas tradicionalmente. Cada detalle en una muñeca de porcelana japonesa se tiene en cuenta cuando se crean. Sus kimonos a menudo tienen flores de cerezo o dragones, lo que puede representar fuerza o paz. Las hermosas muñecas geisha llegan en poses de baile con el abanico o instrumento musical requerido.

Al comenzar su colección de muñecas japonesas de porcelana, busque cuidadosamente muñecas hechas a mano de buena calidad, ya que durarán más y brindarán muchas horas de disfrute vibrante.

Con sus exquisitos detalles no solo en sus hermosos rostros de porcelana, sino también en su vestimenta y vestimenta, las muñecas japonesas de porcelana conservan una belleza impresionante a lo largo de los años, incluso con un manejo regular. A menudo, los niños que reciben muñecas japonesas de porcelana generan interés en aprender sobre otras culturas, creando maestros de estas delicadas muñecas.

Cuidar de la muñeca de porcelana japonesa moderna es mucho más fácil que en el pasado. Con las pinturas y acabados de mejor calidad disponibles para los fabricantes, y materiales más fuertes pero igual de hermosos, la muñeca más fina puede manejar pequeños percances. Una mancha en la frente se limpia fácilmente con un paño húmedo. Una suave brisa proveniente de una lata de aire en lata los pulverizará maravillosamente sin despeinarse ni dañar sus finas prendas de seda.

Hay muchos tamaños disponibles cuando se trata de muñecas de porcelana japonesa. Muchos caben en una casa de muñecas, pero hay algunos casi tan altos como un niño pequeño. Cuando elijas tu muñeca, asegúrate de tener el espacio adecuado para colocarla.

Tienden a verse más hermosos en un fondo oscuro simple ya que los colores vivos de sus disfraces serán más notorios y más apreciados si no tienen que competir con un fondo estampado floral o demasiada luz. La iluminación es mejor desde el frente de la muñeca, apuntando hacia abajo ya que el disfraz generalmente tiene forma de campana y se ensancha en la base.

Las muñecas japonesas de porcelana se crean pensando en el comprador. Se tiene cuidado de compartir la cultura de la muñeca en la forma más bella posible. Pueden ser atesorados y transmitidos por generaciones que reúnen a las familias para contar las historias que jugaron con sus muñecas cuando eran niños.

La hermosa muñeca Geisha guardará tus secretos sin decirle nunca un alma. El fuerte Samurai perseguirá los temores de cualquier niño desde una habitación que proporcione paz. El gran emperador puede compartir la sabiduría con su hijo transmitido a través de muchas generaciones. Solo depende de cómo elijas interactuar y mostrar tu muñeca de porcelana japonesa favorita.



Source by Patrick Cannon

X