Colchones baratos de todas las medidas y precios

00,00

No hay productos en el carrito.

Cinco enfermedades comunes en los recién nacidos: síntomas y tratamiento

Cada nuevo padre espera que la salud de su hijo esté libre de todas las complicaciones de salud, pero se ha demostrado que varias enfermedades afectan a muchos recién nacidos de manera regular. Este artículo discutirá cinco enfermedades comunes en los recién nacidos, dando causas, síntomas y opciones de tratamiento para cada uno.

El rotovirus es una infección viral que se encuentra en bebés y niños pequeños. Los síntomas de la enfermedad incluyen diarrea, vómitos, náuseas y fiebre. El virus actúa atacando el revestimiento del intestino delgado. Esto da como resultado la deshidratación por la pérdida excesiva de líquidos y electrolitos. A menudo, estos síntomas durarán de tres a diez días. Los niños infectados con el rotavirus pueden ser contagiosos durante diez a doce días después de los primeros signos de diarrea. El tratamiento en el hogar consiste en reposo y administración de productos de reemplazo de electrolitos especialmente hechos. Ejemplos de estos incluyen gastrolyte, pedialyte y plamalyte.

La candidiasis oral es una infección causada por el hongo de levadura conocido como Candida albicans. También se llama candidosis o moniliasis, pero generalmente estos términos describen la aparición de infección en adultos (candida albicans). La candidiasis oral a menudo encuentra su camino en el cuerpo humano cuando el sistema inmune está debilitado. Los bebés recién nacidos están especialmente expuestos a infecciones como la candidiasis oral. Dos causas específicas de la candidiasis oral son una reacción a los antibióticos y la transmisión de una madre con una infección por hongos. El síntoma principal de la candidiasis oral es la evidencia de lesiones blancas dolorosas en el interior de la boca. Cuando se ha diagnosticado aftas orales o una infección de levadura, tanto la madre como su bebé deben ser tratados simultáneamente. La infección generalmente se trata con nistatina.

La costra láctea es una afección común del cuero cabelludo y la piel causada por la producción excesiva de aceite del cuero cabelludo. Los síntomas incluyen costras escamosas, escamosas o grasientas en el cuero cabelludo, las orejas o las cejas de un bebé. La tapa de cuna se puede tratar aflojando primero las costras. Usando aceite de bebé, mineral o de oliva, frote suavemente las costras durante diez minutos, seguido brevemente con champú. Peina el cabello en una dirección con un peine para bebés, quitando cuidadosamente los restos de corteza a medida que avanzas. Luego, debe lavar con champú el cabello de su hijo tres veces por semana durante las primeras tres semanas después del tratamiento. Luego, use el champú anticaspa una vez por semana hasta que la tapa de la cuna se haya ido por completo. Si la afección empeora o comienza a verse infectada, debe comunicarse inmediatamente con su pediatra.

La fiebre por arañazo de gato es una infección bacteriana causada por el microorganismo Bartonella henselae. La mayoría de las veces es causada por un rasguño o mordida de un gato o gatito. Los síntomas de una infección por arañazo de gato incluyen pequeños granos que se forman alrededor de la herida a medida que cicatriza. Estas espinillas pueden durar hasta un mes. Los ganglios linfáticos de su bebé pueden inflamarse y presentar sensibilidad. Otros síntomas incluyen dolor de cabeza, fiebre, falta de apetito y fatiga. Si sospecha que su hijo ha desarrollado fiebre por arañazo de gato, debe comunicarse con su pediatra de inmediato. Puede tomar medidas preventivas limpiando cuidadosamente los rasguños y las mordeduras de los gatos con agua y jabón.

Al igual que la candidiasis oral, la tiña es una infección micótica de la piel. Generalmente afecta el cuero cabelludo en una afección llamada tiña de la cabeza. Cuando la infección por hongos está presente en el cuerpo, se conoce como tinea coporis. Los síntomas de una infección por tiña en bebés incluyen parches escamosos del tamaño de una moneda. Estas erupciones pueden ser secas o húmedas y generalmente dejan de crecer una vez que tienen una pulgada de diámetro. La tiña en el cuero cabelludo puede verse como puntos calvos o parches escamosos con el pelo roto en el centro. A veces, la tiña se confunde inapropiadamente con la tapa de la cuna. El tratamiento para la tiña debe comenzar consultando a su pediatra. Lo más probable es que sugiera una crema antimicótica de venta libre. La prevención adicional de la reinfección incluye lavar cuidadosamente la ropa de cama de su bebé hasta que la infección haya desaparecido por completo.

La presencia de cualquiera de estas enfermedades sería motivo de preocupación para cualquier padre. Afortunadamente, con la atención adecuada a los síntomas, la consulta con un pediatra y el tratamiento cuidadoso de cada uno de ellos pueden abordarse y curarse. Con paciencia y cuidado podrá volver a la alegría de alimentar a su recién nacido sano.

Copyright © Safe-Baby.net 2006.



Source by Rebecca Lee