Trotar temprano en la mañana para perder grasa comenzó durante la revolución del fitness de los años 70. Culturistas populares como Arnold Schwarzenegger y Frank Zane solían correr todos los días para prepararse para sus concursos. Esta sigue siendo una forma saludable, segura y, lo más importante, efectiva de perder esos kilos no deseados.

Muchas personas han perdido la fe en las sesiones de cardio de la mañana, principalmente porque quieren resultados sin trabajo duro. Aunque existen otros métodos y píldoras que lo ayudan a perder grasa, nada es tan efectivo como correr regularmente en la mañana combinado con una dieta adecuada.

Este artículo transmitirá los beneficios de un trote temprano en la mañana. Algunos de ustedes pueden estar familiarizados con ellos, pero el autor espera que puedan aprender a elegir una o dos cosas de las que no hayan oído hablar.

Aire fresco + calentamiento corporal

Trotar por la mañana puede acelerar enormemente el metabolismo de los corredores. Debido al aire frío habitual antes del amanecer, el cuerpo querrá generar calor (y quemar calorías) para mantenerlo estable a 98.6 grados Fahrenheit. Junto con los músculos que necesitan calorías para mover todo su cuerpo, esta adaptación generadora de calor de su cuerpo servirá para duplicar las calorías quemadas.

Factor de metabolismo

No es tanto las calorías que quemas cuando haces el trote real de la mañana, sino los efectos del metabolismo elevado durante todo el día lo que te ayuda a quemar grasa. Piense en una parrilla de barbacoa que queda sola después de encenderse. Las brasas humeantes de carbón seguirán ardiendo durante bastante tiempo hasta que se apaguen. Este es el principal mecanismo de pérdida de grasa para correr en la mañana.

Además de los factores físicos involucrados, los beneficios de correr temprano en la mañana se extienden a lo psicológico. Puede parecer lejano, pero los estudios han confirmado que la composición psicológica de una persona está muy afectada por sus actividades físicas.

Beneficios psicologicos

Una mente clara es uno de los mejores activos de un corredor de la mañana. Para aquellos que están acostumbrados, saltarse una sesión puede hacerles sentir que sus cerebros no están funcionando. Para aquellos que no corren regularmente por la mañana, les sorprende lo agudos que se vuelven sus pensamientos si comienzan a hacerlo.

Una sensación de logro que se prolonga durante todo el día también es un beneficio puramente psicológico. Esto es especialmente cierto para los hombres, ya que se sienten mejor y mejor consigo mismos cuanto más logran en un día. La sensación de conquistar esas 5 millas con tu propia voluntad y energía da un ambiente positivo y a veces contagioso que el corredor lleva consigo durante todo el día.

La ausencia de personas durante las primeras horas de la mañana, justo antes de la hora pico del trabajo, hace que el corredor sienta que el mundo está mucho menos concurrido de lo que está. Esto da paso a nervios más tranquilos durante el día y a un trato más tranquilo con las personas en el trabajo.

Hay innumerables beneficios para un trote temprano en la mañana. Este artículo solo rasca la punta del proverbial iceberg. Descubre más por ti mismo cuando salgas y empieces a trotar. Al principio puede ser difícil, pero si se atiene, cambiará la forma en que interactúa con las personas y la vida.



Source by Al M. Kind