Las almohadas cervicales se usan para dar una curvatura especial al cuello de modo que mientras duerme se reduce cualquier irritación a las raíces nerviosas. Una almohada cervical de espuma mantiene el cuello y la cabeza bien alineados con la columna mientras duerme. Reduce en gran medida la presión sobre el cuello, lo que permite un mejor descanso nocturno. Dado que el conducto de respiración también se alinea, el ronquido se reduce considerablemente cuando se usa una almohada cervical.

Después de cualquier procedimiento cosmético, la cabeza y el cuello necesitan largos períodos de descanso ininterrumpido. En tales casos, una almohada de espuma cervical es mejor, ya que proporciona un descanso sin dolor y también alivia la tensión muscular en el cuello. Las almohadas cervicales cambian de forma según las formas individuales del cuello, por lo que son ideales para aquellas personas que padecen enfermedades como la fibromialgia o el SFC.

En caso de dolor de cuello, se deben usar almohadas cervicales, ya que pueden proporcionar una alineación anatómica del cuello y ayudar a aliviar la tensión del cuello. Las almohadas cervicales ayudan a reducir las contracciones no deseadas de los músculos del cuello mientras duerme, por lo que la incidencia del dolor de cuello matutino se reduce considerablemente.

Los pacientes que padecen el síndrome del túnel carpiano se benefician de las almohadas cervicales debido a la comodidad que brindan a las articulaciones de la columna y el cuello. Las almohadas cervicales también ayudan cuando los músculos del cuello se debilitan y causan dolor.

Las almohadas cervicales proporcionan un tipo de soporte de refuerzo que los terapeutas utilizan en todo el mundo para el tratamiento. La almohada ofrece soporte para el cuello, la espalda, los brazos y las piernas mientras está sentado acostado o haciendo ejercicio.

Las almohadas cervicales de espuma proporcionan una distribución equitativa de peso y alivio a los puntos de presión superiores. Son extremadamente útiles si duermes boca arriba o de lado. La alineación cervical adecuada proporciona una comodidad óptima para dormir, al tiempo que mantiene la suavidad y el soporte. Estas almohadas están hechas de espumas, por lo que ofrecen comodidad en temperaturas de hasta 70 grados centígrados.

Algunas almohadas cervicales vienen con ajuste de la bomba de aire también. Estos son fácilmente ajustables para que pueda subirlos o bajarlos según su propia comodidad. Dado que las almohadas cervicales se pueden ajustar a las máximas comodidades; ayudan a dormir bien y permiten que circule el aire. No exhiben la fuerza elástica que otras almohadas muestran en general.

Muchas veces los dolores de cabeza se asocian con un sueño perturbado, dolor en el cuello y posturas incómodas para dormir. Las almohadas de espuma cervical reducen tales casos a un mínimo. Muchas almohadas de espuma también vienen con rollos. Estos rollos se pueden utilizar para soportar las curvas del cuello y garantizar el máximo soporte. Algunas almohadas de espuma cervical también proporcionan extensión para sostener el cuello y brindar la máxima comodidad.

Los rellenos cervicales están hechos de espuma y fibra. La fibra es ideal para los que duermen de lado, mientras que el respaldo es proporcionado por almohadas de espuma. En caso de que duerma en ambas posiciones, tome una mezcla de espuma y fibra.

Las almohadas de espuma cervical son las mejores para quienes padecen dolor de cuello o cualquier otro problema. Estas almohadas son muy cómodas y brindan un gran apoyo al cuerpo mientras duerme.



Source by Nell Moore