Almohadas para cervicales todo lo que debes saber

Almohadas para cervicales

Las almohadas para cervicales evitan el dolor

Las almohadas cervicales, son almohadas fabricadas con diseños exclusivos, para que las cervicales tengan una postura durante el reposo sobre ellas de forma correcta.

Con este tipo de diseño, una almohada cervical es el almohadón más indicado para despertar sin esas dolencias producidas por almohadas de mala calidad, almohadas deformadas y dañadas por el uso excesivo o el mal cuidado de la misma.

Por todo esto, tengo que decir que si tienes dolores en la zona cervical, lo primero que te recomendaría encarecidamente, es que consultes con tu médico, el sabrá decirte si el dolor se trata por mala postura en la forma de dormir, o, si por el contrario sufres algún tipo de trastorno, contractura, enfermedad o cualquier otra circunstancia que solo el especialista puede llegar a diagnosticar.

¿La mejor almohada cervical cual es?

Es difícil el poder aconsejar cual es la mejor almohada cervical para cada persona, cada fabricante fabrica almohadas con diferentes tipo de materiales, entre ellos se encuentran el látex, viscoelástica, fibra y algún tipo de material más.

Mi recomendación a la hora de elegir la mejor almohada cervical para reposar correctamente, es saber si eres de los que te gustan las almohadas blandas, o por lo contrario te gusta dormir y descansar sobre almohadas blandas.

Así con estas referencias, ya sabrás que vas a comprar la mejor almohada cervical para dormir y poder descansar como es debido.

¿Una almohada para piernas es cómoda?

Puedes poner todo sobre una almohada, piernas, cabeza, incluso en los cojines para cama, pero una almohada de este estilo, está diseñada para las piernas.

Tener las piernas encima de una almohada para piernas y así quedando en alto, sentirás un alivio, yo suelo llegar a casa y poner las piernas en alto sobre un cojín, porque aun vendiendo almohadas para piernas, no dispongo de ella, pero la sensación de hormigueo es bestial.

La almohada para piernas es relajante, por eso si eres de los que te pesan las piernas y estas están cansadas, prueba a ponerlas en alto y verás como sientes alivio al instante.

Almohadas de látex, algo que transpira en su interior

La diferencia que tienen las almohadas de látex sobre otro tipo de almohadas, es algo notorio, suelen ser de tipo transpirables por medio de una serie de pequeños orificios que están realizados en el mismo núcleo de la almohada.

Una almohada de látex se suele diferenciar también, por la densidad del núcleo, este núcleo es de un material muy elástico y resistente y de muy alta calidad, por eso, las almohadas de látex suelen tener un peso muy superior en comparación con otro tipo de almohadas que no son de látex.

A parte de lo mencionado sobre las almohadas de látex en los párrafos anteriores, las almohadas de látex suelen ser por norma general “indeformables”.

almohadas ergonómicas adaptables a ti

Si hablamos de almohadas ergonómicas, hacemos hincapié en almohadas cervicales, tal y como se comentaba en el primer párrafo de este hilo “post”.

Son almohadas ergonómicas aquellas que gracias a sus formas o ergonomías, son adaptables a nuestra forma corporal durante el descanso o mientras estamos reposando sobre ellas.

Este tipo de almohadas ergonómicas o cervicales, son las más apropiadas para personas que tienen pequeñas dificultades para conciliar el sueño o adaptar su posición corporal durante la noche o mientras reposa.

La mejor almohada para dormir es la que más te gusta a ti

Tal y como oyes, la mejor almohada para dormir, es la almohada que más te guste a ti, la almohada que se adapte a la forma de tu cuello, la que haga que el cuello repose mejor y tenga la posición correcta, así mismo, depende de la dureza con la que estés acostumbrado a dormir, si estás acostumbrado a usar almohadas blandas o por lo contrario, te gusta poder reposar la cabeza en una almohada más bien firme.

Ahora y a continuación, te muestro las mejores almohadas para dormir y evitar dolor por malas posturas culpa de una almohada en mal estado.