Una buena almohada de soporte para el cuello debería ayudar a aliviar la rigidez en el cuello, proporcionando así una buena calidad de sueño. Debe hacer que uno se duerma cómodamente y despertarse renovado y revivido. Si sufre de dolor crónico y rigidez, intente usar una almohada que brinde la comodidad de apoyo para su cuello, espalda y hombros. Proporciona tracción de las articulaciones del cuello y restaura la curva normal del cuello que podría haber sido afectada por actividades rutinarias como dormir en posiciones extrañas, dañar el cuello, no sentarse erguido, leer, escribir en un teclado, etc.

Las almohadas de soporte para el cuello alivian los síntomas de una mala postura. Funcionan mientras el peso de la cabeza estira suavemente el cuello hasta su máxima extensión mientras relaja la médula espinal. También estira los músculos en la parte delantera del cuello permitiendo que las articulaciones reciban el movimiento fluido adecuado y ayuda a restaurar la posición normal.

La mala postura del cuello puede provocar dolores de cabeza, dolor en el cuello y otros problemas de salud relacionados. Teniendo esto en cuenta, la almohada de soporte para el cuello ha sido diseñada para deshacer los problemas del cuello. Al rectificar la postura incorrecta del cuello con la ayuda de una almohada de soporte para el cuello, puede estirar la médula espinal y las raíces nerviosas.

Cuando se acuesta sobre esta almohada de soporte boca arriba con el cuello curvado sobre la parte superior de la almohada, la parte superior del pecho y los músculos anteriores del cuello se estiran por el peso de la cabeza. Si bien no hay estiramiento y tensión en el cuello, los músculos ya no tienen espasmos. En ausencia de espasmo muscular, hay una gran reducción de la compresión nerviosa, dolor de cuello, dolores de cabeza y problemas de salud asociados.

Ciertas almohadas de soporte para el cuello vienen con ventajas adicionales que incluyen:

o Características del masaje: estas almohadas le permiten a uno seleccionar la acción del masaje entre muchos ajustes de intensidad.

o Almohadas de trigo sarraceno: la almohada de casco de trigo sarraceno se adapta naturalmente a la columna vertebral y actúa como un buen soporte para el cuello y la región espinal.

o apto para microondas.

o Almohadas de agua: Proporciona un buen soporte para el cuello y ajustable según sus necesidades. Soporte para el cuello muy cómodo y excelente, sin importar si el compartimento de agua está lleno o vacío.

o Almohadas inflables para el cuello: facilita el ajuste de la cantidad de aire dentro de la almohada. Proporciona el ajuste adecuado alrededor del cuello mediante el uso de una válvula de liberación de aire que permite la liberación de presión en la almohada.

o Almohadas de cuello de viaje: brindan soporte para el cuello durante el viaje en avión, tren o automóvil, lo que le brinda la comodidad de un buen sueño. Evita que la cabeza ruede y te permite dormir en posición vertical.

o Almohadas enrollables para el cuello: Estas almohadas están diseñadas para posicionarse y brindan soporte al cuello, la espalda y para muchos otros fines. También pueden proporcionar apoyo para la espalda en una postura sentada.

Por lo tanto, según las características de una almohada de soporte para el cuello, se puede elegir el tipo de almohada adecuada a sus propias necesidades para aliviar los dolores de cuello y espalda y experimentar un sueño confortable.



Source by Ali Mulyadi