Sofás

Mostrando todos los resultados 150

Sofás de salón
Sabemos que el sofá es el rey del salón. En él se concentran la gran mayoría de momentos de relax en tu hogar. Y, por eso, en nuestra oferta de sofás de salón tenemos una amplia variedad de modelos y diseños. En nuestra selección de sofás puedes encontrar el sofá perfecto para tu salón, es decir, el sofá que mejor encaje con tu decoración, que te permita sentarte cómodamente para leer un libro o para ver tu serie favorita.

Consejos para elegir un sofá

Entre tantos modelos y diseños, elegir un sofá para el salón puede resultar una tarea complicada. Tu decisión tiene que estar bien fundamentada y para ello debes plantearte qué tipo de sofá necesitas. No cabe la menor duda de que el sofá es un elemento de decoración para el salón, pero también es uno de los muebles que más se usan, ya sea para leer, ver la televisión, echarse una siesta o incluso trabajar. A continuación, te proponemos cuatro factores que pueden ayudarte a elegir el sofá perfecto para tu hogar:

• Dimensiones: Lo primero que tienes que hacer es medir el espacio que tienes en casa para colocar el sofá. De este modo ya descartas los modelos que sean demasiado anchos o largos. Además, para conseguir que los muebles de tu salón estén proporcionados, debes elegir un sofá cuyas medidas sean adecuadas en relación a las dimensiones totales del espacio que tienes.

• Plazas: El sofá suele convertirse en un lugar de reunión, así que es importante que pueda acoger a todos los miembros de la familia. Elige un sofá que tenga plazas suficientes para todos los habitantes del hogar. También puedes conseguir que haya sitio para todos combinando sofás de distintas plazas o añadiendo sillones. Hay mil y una combinaciones.

• Material: El relleno de los sofás puede estar hecho de materiales sintéticos, de plumas, de espuma o de híbridos. El tapizado del sofá suele ser de tela natural, de cuero o de materiales sintéticos como, por ejemplo, poliuretano o poliéster. La elección de un material u otro determinará el precio del sofá, así como las tareas de limpieza que tengas que realizar.

• Diseño: Finalmente debes plantearte si quieres un sofá estampado, de un tono liso o que combine ambas opciones. Además, debes comprobar si los colores que eliges encajan con el resto de decoración de la estancia.

¿Qué tipos de sofá podemos encontrar?

Hacer una lista cerrada de tipos de sofá es prácticamente imposible. Sin embargo, hay algunos modelos que vale la pena que tengas en mente a la hora de comprar un sofá. Según las características del espacio en el que vayas a colocarlo tienes distintas opciones: sofás en forma de “L”, sofás esquineros o sofás modulares. Estos últimos son los que ofrecen una mayor flexibilidad, puesto que están divididos en distintas piezas que pueden distribuirse libremente. Otra opción que puede interesarte es un sofá tipo chaise longue.

También puedes considerar si necesitas que tu sofá sea multifunción. En ese caso, puede que te interese comprar un sofá cama. Este tipo de sofá es ideal si necesitas una cama extra, y también hay modelos que se adaptan al espacio como, por ejemplo, los sofás cama esquineros. En cambio, si lo que buscas es un sofá cuyas características puedan adaptarse completamente a ti, lo que necesitas es un sofá ergonómico. Estos sofás están equipados con asientos extensibles y respaldos reclinables.

Los sofás son uno de los principales muebles que se pueden encontrar en cualquier casa. Son un gran lugar para sentarse con familiares y amigos y tener una larga conversación. Se pueden usar en salas de teatro y salas de juegos como un lugar para descansar y pasar las horas. Se pueden usar como la sala de estar principal en un pequeño estudio y luego se transforman en una cómoda área para dormir por la noche. No importa cómo use un sofá, son esenciales para cualquier hogar.

Sin embargo, a veces, es posible que no sepamos qué tipo de sofá tenemos para nuestro hogar. Hay 4 tipos básicos de sofás y cada uno puede usarse para un propósito específico, mientras que algunos pueden superponerse en sus usos. Todo depende de su elección de estilo y presupuesto.

La primera opción de un sofá y la más popular es el sofá de tamaño completo, generalmente con tres amortiguadores. Este es el sofá que encontrarás en la mayoría de los hogares. Es lo suficientemente grande como para adaptarse a una familia pequeña y vienen en una variedad de colores y estilos para adaptarse a sus gustos. Este sofá generalmente viene en un conjunto con un sofá o loveseat más pequeño.

Este sofá se usa mejor en una sala de estar o en una sala de conversación / reunión. Es lo suficientemente cómodo y, a veces, lo suficientemente profesional como para usarse en salas de espera u oficinas. Este sofá servirá muy bien a la mayoría de las personas. Sobre todo porque a la mayoría de las personas les gusta tener más de un sofá en su casa.

La segunda opción de un sofá es el sofá seccional mucho más grande y más caro. Este sofá es ideal para salas de juegos, salas de teatro o salas de bonificación. Es muy grande y puede acomodar a muchas personas al mismo tiempo. Es lo suficientemente largo como para estirarse y mirar una película o jugar videojuegos. Este sofá viene en menos estilos y colores, pero sigue siendo una excelente opción para cualquier hogar.

La tercera opción, y la más barata, es el sofá futón. Este sofá es universalmente conocido como un sofá cama. Es un sofá de día y una cama de noche. Por lo general, consiste en un marco de metal que se puede tirar y colocar para proporcionar un área cómoda para dormir. El futón tiene un colchón grande que parece un colchón de cama que se pliega en el medio haciendo un sofá, pero un colchón ininterrumpido para dormir cuando está acostado. Este sofá se usa mejor en apartamentos tipo estudio o en una casa donde es posible que necesite una cama extra para los visitantes.

La última opción es el sofá de esconder una cama. Este sofá se usa mejor en apartamentos o casas que necesitan una cama extra en caso de visitantes. Se quitan los cojines y se abre un marco de cama plegado que revela generalmente una cama de tamaño completo a queen. Son una opción más pesada y costosa para el sofá futón. Pero vienen en más estilos y colores que el sofá futón. Por lo general, también se ven mejor ya que no puedes ver la cama. De ahí el nombre hide-a-bed.

No importa cuál sea su necesidad de un sofá, definitivamente valen la pena. Son un mueble universal que completa cualquier espacio habitable. Ahora que está equipado con el conocimiento que necesita para encontrar el sofá perfecto para su hogar, salga y diviértase buscando su próxima adición de muebles.