Colchones baratos de todas las medidas y precios

00,00

No hay productos en el carrito.

4 teorías del desarrollo infantil que pueden ayudarlo a cuidar mejor a los niños

¿Te has preguntado alguna vez qué motiva los pensamientos y comportamientos en los niños? Nuestra comprensión de la naturaleza humana y el desarrollo infantil avanza continuamente, pero todos los niños son diferentes y nadie tiene todas las respuestas. Sin embargo, algunas teorías reconocidas pueden proporcionar información útil sobre el desarrollo temprano que le ayudará a cuidar mejor a los niños.

Durante nuestros primeros años desde la infancia hasta la niñez, desarrollamos la base de nuestra inteligencia, personalidad, comportamiento social y capacidad de aprendizaje. Vale la pena revisar cuatro teorías que incluyen el apego, psicosocial, desarrollo cognitivo y teoría sociocultural.

1. Teoría del apego (Bowlby): esta teoría se centra en fuertes lazos emocionales y físicos que crean una sensación de seguridad en un niño. Se establecen vínculos con los cuidadores que están disponibles y responden a las necesidades del bebé. Por lo tanto, el bebé sabe que el cuidador es confiable, lo que crea una base segura para que el niño explore su entorno.

Ejemplo: Jordan, de seis meses, disfruta de los juguetes infantiles y de interactuar con los demás. Confiado en que llorar ayuda, Jordan responde a cualquiera y se molesta cuando alguien deja de interactuar con él.

2. Teoría del desarrollo psicosocial (Erikson): en esta teoría, el desarrollo social ocurre en etapas basadas en puntos de inflexión en la vida de una persona, que incluyen la esperanza (desde el nacimiento hasta los 2 años), la voluntad (de 2 a 4 años), el propósito (de 4 a 5 años) , competencia (de 5 a 12 años), fidelidad (de 13 a 19 años), amor (de 20 a 39 años), cuidado (de 40 a 64 años) y sabiduría (de 65 años en adelante).

Ejemplo: Jennifer, de dos años, recientemente comenzó a retorcerse y a decir «no» cuando su niñera intenta asegurarla en su asiento de seguridad. Jennifer ha comenzado a desarrollar un sentido de sí misma, separada de sus cuidadores. Su niñera debe establecer límites constantemente y seguir adelante con Jennifer, para mantenerla segura mientras viaja en el automóvil. La niñera puede aumentar la disposición de Jennifer para cumplir con elogios específicos y permitir que Jennifer elija un juguete especial para sostener cada vez que se sube al asiento del automóvil sin resistencia. Seleccionar sus propias prendas también ayudará a Jennifer a ganar más independencia.

3. Teoría del desarrollo cognitivo (Piaget): esta teoría se basa en un modelo de cuatro etapas que describe cómo la mente procesa la nueva información. Las etapas son sensoriomotoras (desde el nacimiento hasta los 2 años), preoperacional (de 2 a 7 años), operativa concreta (de 7 a 11 años) y operaciones formales (a partir de los 12 años).

Ejemplo: Zachary, de cinco años, todavía es egocéntrico y lucha por ver la perspectiva de los demás, pero está comenzando a pensar simbólicamente y a usar palabras para representar objetos. A Zachary le encanta leer y está construyendo una base de lenguaje. En esta etapa, los cuidadores deben continuar leyendo libros a diario, fomentar el juego de simulación y compartir el pensamiento lógico. Explicar que es invierno como la casa de la abuela y, por lo tanto, se necesita un abrigo ayudará a Zachary, que vive en Texas, a comprender por qué se empaca un abrigo en la maleta.

4. Teoría sociocultural (Vygotsky): esta teoría del desarrollo se desarrolla a partir de las interacciones de los niños con herramientas y otras personas en su entorno social. La comunidad, la cultura y las interacciones son fundamentales para el desarrollo y el aprendizaje del niño.

Ejemplo: Alex, de siete años, está luchando por resolver un rompecabezas. Al interactuar con un adulto, Alex aprende a separar las piezas del borde, unir el borde y clasificar las piezas del interior por color o diseño. Al trabajar con un adulto, Alex desarrolla habilidades que se pueden aplicar a futuros rompecabezas.

Existen otras teorías de la infancia que pueden ayudar a los padres y otros cuidadores enseñándoles cómo pasar más tiempo agradable con su hijo, reforzar las habilidades positivas, controlar el comportamiento y establecer límites y reducir el uso de métodos de disciplina severos. Estas habilidades esenciales de cuidado ayudan a los niños a desarrollar un comportamiento prosocial, autorregulación y otras habilidades que necesitan para tener éxito en la escuela y en el hogar.



Source by Dr. Alaina Desjardin